layer5

GESTIÓN DE CAMBIOS

Los cambios son esenciales para que las empresas se mantengan competitivas tanto en el mercado como en la atracción de nuevos talentos. La manera en que los cambios se comunican, implementan y gestionan es la clave del éxito.

La gestión de cambios es la introducción e implementación de estrategias de transformación, aplicadas a nivel individual y organizacional, para impulsar a la empresa a alcanzar sus objetivos estratégicos.

Hay una variedad de factores que pueden llevar a una empresa a un período de cambios. Estos pueden provenir de fuentes internas y externas como ser:

  • Creación de ventaja competitiva
  • Reposicionamiento en el mercado
  • Crecimiento, fusiones o adquisiciones
  • Cambios legales, políticos o económicos

El arma más importante que tiene una empresa para afrontar la tormenta de cambios son sus empleados.

Con empleados comprometidos que entiendan las razones de los cambios y la forma en que se implementarán, es más probable que las iniciativas tengan éxito. Sin embargo, un personal no comprometido, ansioso y reticente representa un problema común.

Las personas pueden resistirse al cambio por diversas razones, tales como: malentendidos, falta de confianza, poca flexibilidad para adaptarse, desacuerdo con las elecciones o miedo sobre el efecto que puede tener a nivel personal.

Asegurarse de que los empleados no se resistan al cambio es vital para el bienestar de ellos, así como para el desempeño de la organización. Por lo tanto, es esencial gestionar los cambios de manera apropiada a nivel organizacional y considerar a los empleados a nivel individual. Todo el personal debe sentirse facultado e involucrado para que el proceso tenga éxito.

ENTONCES, ¿QUÉ MEDIDAS PRÁCTICAS PUEDE TOMAR PARA GUIAR A SU PERSONAL EN UN PROCESO DE CAMBIOS?

El primer paso para un programa exitoso implica identificar la necesidad de cambio y expresar claramante la visión y objetivos que se deben alcanzar. Necesitará realizar una auditoría minuciosa dentro de la organización para determinar dónde se encuentra actualmente, dónde desea llegar y lo que falta para llegar allí. Esto también le servirá como punto de referencia para mirar hacia atrás y medir hasta dónde ha llegado en el proceso.

Es crucial que comprometa a los empleados desde el principio de cualquier programa de cambios, por lo tanto, la transparencia es esencial.

Las empresas y los empleados citan la falta de comunicación como la principal razón para enfrentar el cambio con dificultad e incertidumbre.

Para incorporar los beneficios del cambio a largo plazo, es importante revisar continuamente el progreso y reorientar la visión cuando sea necesario. Actualizar el programa con regularidad lo mantendrá bien encaminado y le asegurará que las estrategias de cambio se estén implementando correctamente. Las encuestas de compromiso de los empleados que contienen un elemento cualitativo proporcionarán esa información extra a través de un medio confidencial e imparcial y pueden, incluso, ayudarlo a recopilar ideas de aquellos involucrados en operaciones diarias.

No se olvide de celebrar el éxito durante todo el proceso de cambio y recuerde compartirlo con todo su personal. Finalmente, una mayor conciencia y apreciación del valor aportado por los diferentes talentos y estilos puede ser la clave para llevar el éxito más allá de la implementación del cambio.